Buscar en:

27 de mayo de 2010

Lectura de comprensión



Este texto es de Guy de Maupassant. Es un cuento acerca de cómo nos definimos a través de nuestros actos y decisiones. El autor retrata además a la sociedad de su tiempo con sutil y punzante ironía.
Realiza una lectura de comprensión y después haz el siguiente ejercicio:

1. Describe a uno de los personajes. En tu texto, procura abarcar no sólo el aspecto físico, sino también los sentimientos, las emociones y las ideas, piensa cómo se va ampliando el retrato que el autor hace de él o ella, desde que empieza la narración hasta la última línea, ¿cómo cambia?, ¿dirías que hay un proceso de mejoramiento o al contrario?, ¿qué hechos de su vida lo definen como persona?

2.Busca un ejemplo de ironía y explica por qué elegiste para citar ése. Ejemplo:

Compañías de francotiradores, bautizados con epítetos heroicos: Los Vengadores de la Derrota, Los Ciudadanos de la Tumba, Los Compañeros de la Muerte, aparecían a su vez con aspecto de facinerosos, capitaneados por antiguos almacenistas de paños o de cereales, convertidos en jefes gracias a su dinero -cuando no al tamaño de las guías de sus bigotes-, cargados de armas, de abrigos y de galones, que hablaban con voz campanuda, proyectaban planes de campaña y pretendían ser los únicos cimientos, el único sostén de Francia agonizante (...)


El autor ridiculiza las intenciones bélicas de los habitantes de la ciudad, los nombres que les ponen a sus compañías, y las razones por las que se les otorga su rango -su posición económica o el tamaño de sus bigotes-, la gravedad que le imprimen a su tono de voz cuando planean estrategias, todo ello desemboca posteriormente en la cobardía que muestran todos, una vez que llegan los enemigos triunfantes.

3. Busca un ejemplo de símbolo, de algo que esté en lugar de otra cosa, en su representación, por ejemplo, las palomas de plumaje blanquísimo que picotean el estiércol mientras alistan el carruaje para proseguir el camino de los viajeros, representan personas intachables por fuera, que sin embargo viven en la porquería.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario